Bombas pulverizadoras de mochila

Cómodas y con mucha potencia: no hay lugar donde no se pueda llegar con una bomba pulverizadora de mochila.

Guía de selección

La bomba pulverizadora de mochila te permite llegar a las áreas más crecidas para poder realizar un tratamiento específico con herbicidas o para suministrar nutrientes a la vegetación. Es una herramienta cómodamente portátil gracias a la mochila ergonómica, es simple y es muy cómoda para el uso por parte de usuarios privados y aún más para usuarios más exigentes.

Para una fumigación selectiva y efectiva de plantas, viñedos y jardines, nosotros recomendamos el modelo SP 126, el cual fue diseñado para un uso intenso y prolongado. Esta grandiosa herramienta está equipada con una bomba de latón y con pistones cromados para la resistencia contra la corrosión y durabilidad. El tanque de alta capacidad y el motor de bajo consumo de combustible, lo cual permite las largas sesiones por llenado individual, mientras que la presión del chorro se puede ajustar manualmente para que coincida con el tipo de uso. Las diferentes lanzas disponibles con múltiples boquillas aseguran una cobertura más amplia para que inclusive grandes áreas de vegetación puedan ser tratadas en poco tiempo.

La bomba pulverizadora SP 126 es una maquina simple y segura de utilizar gracias a los dispositivos “Primer” y “Lift Starter”.

Bombas pulverizadoras de mochila

SP 126

[[ prodotto.categoria_visibile_menu.box_titolo]]

[[prodotto.nome]]

No hay producto disponible.

Tecnología y comodidad

Existen una variedad de accesorios disponibles para hacer que el pulverizador sea adecuado y adaptado para diferentes trabajos en cualquier condición necesaria: Las extensiones modulares de 670 mm se pueden conectar entre sí para la pulverización dirigida de puntos de difícil acceso o estrechos, mientras que una amplia gama de boquillas de chorro con 1 a 5 orificios facilita el tratamiento diferenciado de cultivos de gran tamaño en los que se requieren diferentes niveles de atomización o presiones.

El accesorio de campana para el control localizado de malezas, completo con boquilla de chorro y conexión, es ideal para el tratamiento herbicida de áreas específicas. La pistola completa ajustable con boquilla de chorro de 1,7 mm de diámetro tiene un mango que se puede accionar progresivamente para cambiar la atomización del líquido de un chorro difuso a un solo chorro de alta precisión. El anillo de bloqueo ajustable permite ajustar varias posiciones intermedias, mientras que la conexión de doble salida permite la instalación de una segunda lanza para múltiples tratamientos.

El mango del lanza profesional garantiza una mayor comodidad y una mayor precisión en el tratamiento, ya que está equipada con un filtro para eliminar las impurezas del líquido suministrado desde el depósito. Por último, el kit de doble lanza, preparado para su uso con dos lanzas de pulverización, permite realizar el doble de trabajo en el mismo tiempo.

1. En la bomba pulverizadora de mochila, un cómodo mando giratorio permite regular la presión
hasta un máximo de 35 bares.

2. Gracias al “Lift Starter”, la bomba pulverizadora de mochila arranca sin problemas
.

3. Cómoda regulación manual de la atomización.

4. Válvula del respiradero del depósito que evita pérdidas y accidentales
.

Lee mas

5. Fácil acceso al filtro de aire y a la bujía
para agilizar el mantenimiento.

6. Bastidor provisto de una amplia y suave almohadilla; anchas correas de soporte en material transpirante.
.

7. Gran variedad de boquillas de dos, tres o cuatro orificios
para tratamientos en cultivos de grandes dimensiones.

Guía de mantenimiento

El mantener los pulverizadores de mochila de Oleo-Macen perfectas condiciones de funcionamiento es simple y no requiere de ninguna habilidad técnica en especial. Sólo tiene que seguir estos sencillos pasos:


• Inspeccione el filtro de aire y reemplácelo si se encuentra obstruido o dañado.
• Compruebe periódicamente el estado del filtro de combustible y sustitúyalo si está excesivamente sucio.
• Limpie las aletas del cilindro de manera periodica, eliminando la suciedad y los residuos con un cepillo y aire comprimido.
• Limpie la bujía periódicamente y compruebe la separación de electrodos (0.5 mm).