Ahoyadoras

GUÍA DE SELECCIÓN

Las ahoyadoras son herramientas invaluables para perforar pozos en zonas rurales o urbanas.

Para taladrar agujeros pequeños e individuales, como en el caso de la plantación de viñas o plantas, recomendamos utilizar una ahoyadora de media potencia con un desplazamiento de hasta 50 cm3 y controles de motor accesibles con una sola mano. El modelo del catálogo, el MTL 51, es una herramienta sumamente cómoda y segura: una palanca de seguridad en el mango ergonómico evita realizar una aceleración incontrolable.

Para poder trabajar en diámetros de agujeros más grandes y para perforar suelos mas duros, como al instalar un alumbrado público, es preferible trabajar con una ahoyadora profesional. Estos modelos requieren la presencia de dos operadores y estos cuentan con un motor con un desplazamiento de hasta 90 cm3. El modelo 85 R está equipado con un mango doble y una marcha reversible y además que también se puede utilizar con brocas de diámetros menores mediante un adaptador que está incluido en este modelo. Un interruptor automático se encarga en detener el motor si el operador llega a perder el control de las empuñaduras.

No hay producto disponible.