Los árboles

Los troncos del jardín
 
Los árboles, cuando han adquirido su altura de madurez, ya sean de hoja perenne o caduca, frutales u ornamentales, constituyen un elemento importante de todo jardín, incluso de los que tienen proporciones reducidas; con su majestuosidad (que no necesariamente significa gran tamaño) ofrecen profundidad de campo y crean rincones íntimos y refinados. En verano, los árboles de hoja caduca ofrecen una sombra agradable, mientras que en invierno, con sus ramas desnudas, permiten que los beneficiosos rayos del sol lleguen al suelo. Las plantas perennes, por el contrario, son especialmente apreciados en los meses de invierno, cuando los jardines no ofrecen una gran variedad de colores. Los árboles tienen una larga vida y echan profundas raíces. Por ello, es importante elegir desde un principio el árbol adecuado para cada lugar y cada propósito..

¿Cómo elegir el árbol adecuado?

Conseguir o hacer una lista de árboles adecuados para la zona es una buena idea. También puede intentar preguntar en el ayuntamiento,en la concejalía de parques y jardines. Los factores que hay que tener en cuenta incluyen el tamaño de los árboles, su forma y su velocidad de crecimiento; si es de hoja caduca o perenne, la adaptabilidad al clima, sus necesidades de agua y tipo de suelo, su resistencia a plagas, calidad de hojas, frutas o residuos producidos. Por supuesto, también las características ornamentales del árbol; la floración, el color de la corteza, el color de las hojas en otoño así como en el resto de estaciones.

¿Eso es todo?

Una vez que haya creado una lista de candidatos, le recomendamos que se ponga en contacto con viveros locales: la lista se reducirá aún más y, para la elección final, podrá tener en cuenta variables como las flores, el momento de floración o los colores de otoño. Finalmente, deberá encontrar en la zona ejemplares maduros de las especies elegidas, para echar un vistazo “al futuro”. Si el árbol que se ha elegido no está disponible inmediatamente, tiene que tener paciencia: es mejor tener un espécimen sano del árbol correcto que plantar algo ahora a toda costa.

¿Cuándo plantar un árbol?

Los árboles de hoja caduca (en la práctica, todos los árboles frutales) y la mayoría de árboles ornamentales se plantan entre finales de octubre y finales de marzo, según el clima de la zona. Los árboles de hoja perenne se plantan desde octubre a noviembre o desde marzo a abril, cuando el terreno está húmero pero no helado. Las coníferas son un caso aparte. Pierden sus hojas después de transplantarlos hasta que sus raíces absorban suficiente humedad del suelo; deben plantarse en marzo o abril.
Los árboles (prácticamente todos los árboles frutales) y la mayoría de los árboles ornamentales se plantan según el clima de la zona. son un caso aparte. Pierden sus hojas después de transplantarlos hasta que sus raíces absorban suficiente humedad del suelo; pueden plantarse
 

¿Cómo plantar un árbol?

Si proviene de un vivero, la plantación debe realizarse a la misma profundidad en la que se cultivó. El collar, que puede identificarse por la marca dejada por la tierra en el tronco, es el punto exacto que debe permanecer al nivel de suelo después del transplante y después de rellenar el agujero. Antes de plantar, es necesario realizar una ligera poda de las ramas de la punta. La tierra no debe estar demasiado húmeda. Una vez que se ha decidido el lugar exacto para realizar el agujero, sujete el árbol y el rodrigón (mejor si se realiza entre dos personas) y comience a rellenar el agujero; si fuera necesario, agite el árbol para asentar adecuadamente la tierra entre las raíces. Una vez que se hayan cubierto las raíces, disperse abono de absorción rápida, nivele el terreno con una horca y mantenga la zona que rodea al tronco sin hierba. Por último, riegue si el terreno está demasiado seco.

¿Todos los árboles necesitan un rodrigón?

Sí, todos los árboles nuevos necesitan estar sujetos durante su primer año de crecimiento. Se debe colocar un palo de madera, plástico o madera plastificada en el agujero antes de plantar el árbol.

¿Cómo regar?

Los árboles con raíces desnudas no necesitan más agua hasta después de dos o cuatro semanas posteriores a que vuelvan a crecer. Los árboles que vengan en un tiesto o con (algunas) raíces en un cepellón necesitan ser regados hasta que sus raíces se hayan agarrado al nuevo terreno. En caso de que haya temperaturas muy altas, riegue cada dos o tres días.

¿Qué necesitan los árboles de cítricos?

Los árboles de cítricos son plantas de hoja perenne subtropicales que encuentran condiciones de vida adecuadas en zonas templadas y que pueden utilizarse como plantas ornamentales. Los limoneros, naranjos y mandarinos pueden cultivarse en pequeños jardines e incluso en terrazas, en grandes macetas que en invierno pueden moverse y protegerse (estas macetas deben tener un diámetro igual a dos tercios del follaje de la planta). Para cualquier árbol de cítricos, el terreno debe ser ligero, fértil, algo arenoso y con buen drenaje
 

¿Dónde (no) plantar un árbol?

Evite plantas de crecimiento rápido cerca de la casa: las raíces podrían dañar las paredes y los cimientos. Los árboles no sólo sirven para dar sombra: un ejemplar grande colocado en un espacio reducido frente de la vivienda podría parecer fuera de lugar. En caso de un grupo de árboles, la distancia entre ellos debe ser igual a la mitad de la suma del ancho de dos ejemplares. También es necesario tener en cuenta la normativa nacional y local que limita la plantación cerca de los límites de las propiedades.

¿Cuándo podar?

Es bueno inspeccionar el crecimiento de los árboles al menos una vez al año. Las ramas que sobresalgan podrían ser peligrosas, especialmente si caen fuera de la propiedad. El follaje de árboles grandes puede controlarse con podas oportunas. Para obtener una ramificación equilibrada alrededor del eje central y un crecimiento lateral, podrían hacer falta varias operaciones. Las plantas que muestren una ramificación excesiva deben aligerarse con una pequeña poda. Es bueno eliminar las ramas débiles, secas o dañadas. Habitualmente, las coníferas no se podan, a menos que el árbol se divida en dos copas. También es útil eliminar las ramas más bajas y muertas de plantas viejas, cortándolas al nivel del tronco. Los árboles de hojas caducas se podan después de que se caigan las hojas, más o menos entre noviembre y febrero. Los árboles de hoja perenne, si fuera necesario, se podan en marzo o abril.

Consejo por si hace falta talar

Existen varias razones para talar: la vejez, la enfermedad, el crecimiento excesivo, una posición incorrecta. Si el árbol es muy grande o no está seguro de lo que hace, es mejor llamar a un especialista. Para árboles de tamaño medio, una buena técnica es atar una cuerda, obviamente más larga que la altura del árbol, a una rama que se encuentre del lado hacia el que desea que caiga el árbol (podado de antemano lo máximo posible). Después, utilice una motosierra para realizar un corte en forma de cuña, colóquese en el lado contrario al de la caída y, a continuación, haga que el árbol se caiga tirando de la cuerda. Es mejor que haya dos personas y que estén adecuadamente vestidas con ropa larga, guantes, calzado de protección (preferentemente anticorte) y, por supuesto, un visor de seguridad para protegerse de las astillas y demás deshechos. Los tapones y las protecciones para los oídos le ayudarán a trabajar mejor con menos ruido..

¿Por qué una motosierra?

Para tareas no profesionales, para podar, para cortar troncos para la chimenea, para talar y cortar un árbol, para cortar troncos en varios trozos. Todas las acciones anteriores dan una idea de su potencia y extrema versatilidad.

¿Es difícil de usar?

Con unas cuantas instrucciones y un poco de cuidado, no es nada difícil. La primera regla para utilizar una motosierra es estar relajado. La regla número dos es aprender desde un principio a utilizarla de forma segura. Si no tiene un amigo con más experiencia para poner en práctica las recomendaciones del manual de uso y mantenimiento del fabricante, póngase en contacto con su vendedor. Un buen vendedor no venderá una motosierra hasta que le demuestre que sabe tensar adecuadamente la cadena, arrancar el motor de forma segura y a sujetar la herramienta de forma adecuada. También puede ponerse en contacto con el distribuidor para afilar la cadena, realizar revisiones periódicas y el mantenimiento de temporada baja..

¿Qué modelo elegir?

La elección del modelo depende del tipo de tarea que se vaya a realizar, de su intensidad y de su frecuencia. Existe una amplia gama que va desde los modelos eléctricos, diseñados para pequeñas tareas no profesionales, donde se necesitan bajos niveles de ruido, ligereza y facilidad de uso, hasta modelos con motor de gasolina, que se distinguen por distintas cilindradas, potencias, longitudes de barra y accesorios. Los modelos con motores más pequeños, equipados con varias soluciones para facilitar el arranque y el uso, son ideales para el mantenimiento de plantas de jardín, para cortar leños y para talar troncos pequeños y medianos. Los modelos profesionales son adecuados para tareas más frecuentes o retadoras, como talar, injertar y cortar plantas de tamaño medio o grande.

¿Existen motosierras para usos específicos?

Existen motosierras específicas para la poda, que son ligeras, compactas y fáciles de manejar, sin dejar de ser potentes y rápidas; se obtienen cortes limpios y precisos que no dañan al árbol. Están equipados con una empuñadura con un apoyo para el pulgar.

¿De qué medidas de seguridad disponen?

Pida siempre motosierras con cadena anti-contragolpe, equipadas con sistemas para evitar arranques accidentales
y roturas inerciales de la cadena. Este dispositivo está situado frente a la empuñadura delantera y detiene automáticamente la cadena en caso de contragolpe, que es un movimiento brusco de retroceso que podría estar causado por un ángulo de aproximación de la herramienta inadecuado, por ejemplo la punta, a la madera.

¿Cómo arrancar una motosierra?

La forma más segura es colocarla en un terreno liso, asegurarse de que no haya obstáculos alrededor y que la cadena no esté en contacto con el suelo, piedras, rocas o arbustos. A continuación, coloque un pie en la empuñadura trasera, active el freno de la cadena, introduzca el dispositivo de arranque y presione el botón de arranque. Coloque la otra mano en la empuñadura delantera, tire del dispositivo de arranque hacia fuera con un movimiento rápido. Una vez que esté arrancado y, después de haber soltado el freno de la cadena, presione el acelerador un par de veces.

¿Cómo funciona una podadora?

Simplemente quite el extremo de una desbrozadora y sustitúyalo por este accesorio. Básicamente es una pequeña motosierra, especialmente adecuada para las tareas de poda; gracias a la longitud del eje de transmisión posibilita trabajar en altura cómodamente desde el suelo, sin necesidad de escaleras o medios mecánicos. El perfil específico evita cualquier posibilidad de contragolpe, lo que garantiza la máxima seguridad.

Un último consejo, aunque podría ser el primero

Considere la ropa específica como parte del precio de la motosierra; cómprela antes de aprender a utilizar la máquina. Por tanto, zapatos, pantalones y chaqueta anticorte, casco, guantes, visera y protección auditiva no deben considerarse opcionales.
© 2003-2018 EMAK SUMINISTROS ESPAÑA, S. A. - Member of the Emak Group
C/. Bell, 15 - Pol. Industrial San Marcos - 28906 Getafe (Madrid) - Tels. 91 681 16 11 - Fax 91 601 14 29
| información legal | credits | emak@emak.es | all right reserved |
XHTML