Motobombas

Ligeras, fáciles de mantener, ideales para sistemas de irrigación domésticos o profesionales.
 
Una completa gama de motobombas centrífugas y autoaspirantes, adecuadas para todo tipo de necesidades de irrigación doméstica y profesional, así como para uso en la construcción y bombear en casos de inundación.
Ligeras y fáciles de manejar, a la vez que robustas y fiables, son motobombas con un gran caudal, por lo que ofrecen máxima flexibilidad en todas las condiciones, así como una eficiencia óptima incluso con largos recorridos de succión.

Cómo elegir fácilmente una motobomba
 

 
1. Calcular la longitud equivalente en metros (L) de la tubería.
 
L = L1 + L2 + K
 
L1 = longitud en metros de la tubería desde el agua hasta la motobomba.
L2 = longitud en metros de la tubería desde la motobomba hasta el punto de salida del agua.
K = pérdidas de agua debidas a posibles empalmes.
 
2. Calcular la altura de aspiración (H) en metros.
 
H =  H1 + H2 + Pr
 
H1 = altura de aspiración en metros entre el nivel del agua y la motobomba (máximo 7,5 m)
H2 = altura de impulsión en metros entre la motobomba y el punto de salida del agua.
Pr = presión expresada en metros que se desea obtener en el punto de salida del agua (1 bar=10 m).
 
3. Elegir la motobomba en función del caudal deseado.
 
En las tablas siguientes, busque la intersección entre la longitud equivalente (L) y la altura total de aspiración (H) para obtener el caudal de la bomba (Q, litros de agua bombeados en un minuto). Compare el caudal de las distintas bombas para decidir cuál es la que más le conviene.
 
Ejemplo: para una longitud equivalente de 100 y una altura de aspiración de 15, el caudal será de:
  • 42 litros por minuto en el modelo SA 18
  • 118 litros por minuto en el modelo SA 30 TLA
  • 242 litros por minuto en el modelo SA 45 TL
  • 180 litros por minuto en el modelo FS 45 TL
  • 125 litros por minuto en el modelo SC 33

Mantenimiento adecuado de motobombas

Mantenimiento rutinario de motobombas autoaspirantes/no autoaspirantes
 
  •  Después de cada 10 horas de uso, limpie el filtro de aire (versión con rejilla de metal) con gasolina, séquelo y vuélvalo a colocar; para versiones con filtro de espuma o tela, sacuda éste a conciencia y límpielo con aire comprimido. En caso de que esté dañado, sustitúyalo.
  •  Cada cierto tiempo, compruebe el estado del filtro de combustible; en versiones con carburador de tipo flotador, el filtro se encuentra en la conexión de la toma de combustible del carburador y debería limpiarse con gasolina. En el caso de las versiones con carburador de diafragma, sustituya el filtro en caso de que esté sucio.
  • Limpie la bujía periódicamente y compruebe el espacio del electrodo (0,5 mm); en las versiones de 4 tiempos, compruebe el nivel de aceite cada 10 horas de uso y renuévelo cada 50.
Mantenimiento rutinario de motobombas de alta presión
  • Compruebe el nivel y el estado del aceite.
  • Inspeccione el filtro de succión y, si fuera necesario, límpielo.
  • Compruebe la presión de inflación del acumulador.
  • Compruebe la integridad del circuito de succión.
  • Compruebe que la bomba esté sujeta firmemente a la estructura de la máquina en cuestión.
Revisión general
  • Cada 300 horas, compruebe el equilibrio succión/descarga.
  • Al menos una vez al año, inspeccione los diafragmas de la motobomba de alta presión y, si fuera necesario, sustitúyalos.
  • Renueve el aceite y compruebe que los pernos que sujetan el conjunto de la motobomba estén prietos.
© 2003-2014 EMAK SUMINISTROS ESPAÑA, S. A. - Member of the Emak Group
C/. Bell, 15 - Pol. Industrial San Marcos - 28906 Getafe (Madrid) - Tels. 91 681 16 11 - Fax 91 601 14 29
| información legal | credits | emak@emak.es | all right reserved |
XHTML